miércoles, 8 de diciembre de 2010

chinolatino - choice beef burger

-

el grupo pangea, conocidos por ser pues los meros meros en restaurantes caché en nuestro estado, presentan desde ya hace algún tiempo un concepto elegantemente ecléctico que denota excentricidad e incongruencia desde su nombre, obviamente me refiero al: chinolatino.

del cómo:

decidido estaba por fin asistir con mi amiga dinorah al pretencioso y llamativo burger bar, lugar en san pedro donde una hamburguesa puede alcanzar el módico precio de $800.00 pesos por ser de carne kobe, entonces los ahorros fueron saqueados, el marranito roto y el aguinaldo gastado pero era indispensable probar esa mentada de madre alimenticia. llegamos al lugar ubicado en una exclusiva plaza comercial sobre vasconcelos y vaya sorpresa que nos llevamos al encontrar el restaurante desolado, triste, cerrado y en pocas palabras quebrado. las razones del cierre del lugar creo son obvias ya que a pesar de que existían muchas variedades y tipos de hamburguesas los precios simplemente eran muy altos. descanse en paz el burger bar.

(un minuto de silencio después)

entonces decidimos emprender la huida teniendo en mente dos lugares, el primero un connotado restaurante argentino homónimo al mejor futbolista de la historia (pese a quien le pese) y el chinolatino que desde hace meses una expareja, cuyos gustos culinarios desconozco pero literarios son bastante buenos, me recomendó y después por medio de twitter un compañero de generación de la preparatoria (@germangallardo), cuyos gustos culinarios desconozco pero musicales son bastantes buenos, hizo lo mismo. de ahí que la decisión fue de rebote y se basó principalmente en el azar, la falta de lógica y las recomendaciones de dos personas acerca de dos de las siete bellas artes que más disfruto.

no es casualidad que durante la misma semana que terminé uno de los últimos libros de jorge volpi, titulado: el insomnio de bolivar, 4 consideraciones intempestivas sobre américa latina en el siglo XXI y a la par que descubrí la existencia de un grupo puertorriqueño de música denominado calle 13, las contradicciones relativas a la significación y existencia que tiene el mote de “latinoamérica" en la actualidad resulten más tangibles que el incomprendido pero encantador concepto del chinolatino (chino de ahora en adelante).

al entrar, múltiples cabezas de vacas flacas otorgan una cálida bienvenida y después se ofrece la posibilidad para poder disfrutar los alimentos ya sea en una área de fumadores, de no fumadores o en un bar. desde un inicio la atención es de primera, así como cada vez resulta más sorprendente y acogedor el ambiente, si bien creo que en momentos hace falta un poco de luz, la atmósfera al final de cuentas resulta bastante espléndida e inexplicable.

la variedad de platillos resulta tan genuinamente inexplicable como una belleza sin vanidad o un sufrimiento sin martirio. desde sushis y noodles y arroces, hasta cortes de carne y especialidades, el menú del chino limitado a una simple hojita también incluye dos tipos de hamburguesas una de cordero y la seleccionada que se denomina choice beef burger, la cual reza: cheddar añejo / cebollas caramelizadas / tocino dorado / chips de jalapeño.

la calificación fue la siguiente:


escala del 1 al 10ponderación final
sabor90.37 x 9 = 3.33
ingrediente principalØ carne O pollo O pescado O camarón
presentación90.21 x 9 = 1.89
consistencia90.20 x 9 = 1.80
experiencia9.50.22 x 9.5 = 2.09
calificacion final = 9.11

estéticamente precisa, llegó descubierta, por un lado la carne con el queso, el tocino frito y tres chips de jalapeño sobre el pan el cual se encontraba cubierto por una capa de aderezo, por el otro lado las verduras y la cubierta del pan, al lado una tinita color plata con papás fritas, acompañada por una vasijita con un aderezo cremosito a base de crema y especies.

no se puede pedir más, el comer dicha hamburguesa es uno de los motivos que me hacen mantenerme firme en la vocación de encontrar al mejor alimento en su género, de verdad que tal pareciera que cada uno de los ingredientes de la hamburguesa haya sido preparado especial y personalmente para quien la prueba.

el pan calientito, exacta la cantidad de verduras, el tocino frito en su punto ni más ni menos, el queso envolvente, caray me deshago en halagos y es que simplemente me parece nos encontramos ante una de las mejores hamburguesas de la región.

muy bien por el chino! muy bien por cuidar los detalles de la elaboración de la presente hamburguesa, en verdad felicidades por mantener siempre a sus alimentos dentro de la mejor calidad.

tal vez vale la pena mencionar que creo es indispensable realizar reservación en caso de que se asista al lugar un día en que a todos se les antoja salir a la hora que a todos nos da hambre, los teléfonos son: 8401-6464 y 8040-8961/ 62.

comentarios puntuales:

  • el precio de la hamburguesa es de $128.00 pesos.
  • los atentos meseros, se toman la molestia de preguntar en qué término se desea la carne, que independientemente de la selección el sabor es muy pero muy bueno.
  • las papas cumplidoras y suficientes y colocadas en una vasijita que aporta un toque muy classy (en el buen sentido del término).
  • el pan es simplemente buenísimo, la combinación de ajonjolíes de diferentes colores y el aderezo con el que llega, uff!
  • el queso! el queso!! el queso!!! señoras y señoras, el queso!!!! nunca me había detenido tanto en una hamburguesa para saborear la orgásmica mezcla de ingredientes que se ven coronados por un queso cheddar añejo, irresistible, este se derrite al momento y envuelve la carne generando una (me atrevo a decir) simbiosis deliciosa! inigualable! sobresaliente.
  • los chips de jalapeño, no pueden estar mejor, sencillos, sin exageraciones, a lo que van, duro y directo a generar un sabor sincero que no se pierde nunca entre tantas cosas.
  • el refresco es de lata y su costo es de $30.00 pesos.

mi recomendación es:

cómanla, no hay más.




2 comentarios:

  1. HErmano, me encantó tu blog, iré a cada uno de los lugares que recomiendas.

    Felicidades por el blog!

    ResponderEliminar